viernes, 16 de junio de 2017

Reseña: Kilómetro cero, de Dulce Merce

¡Hola, amigos!

¿Qué tal la semana? Yo muy enojada porque hoy he ido a la universidad a recoger un préstamo interbibliotecario y, cuando he llegado a la biblioteca (con todo el lío para aparcar en época de exámenes, etc.), me he dado cuenta de que he olvidado el monedero y las llaves, así que he vuelto a casa sin ningún libro y con mucha mala leche... ¡Lo más triste de todo es que no es la primera vez que me pasa algo así!

En fin, para dejar la "malafollá" atrás, os traigo una reseña que escribí ayer de uno de los libros del club de lectura del grupo de facebook “Libros, lectores, escritores y una taza de café”.

Como ya os he mencionado en varias ocasiones, este grupo de lectura me está gustando cada vez más. Estoy leyendo un montón de libros de diferentes temáticas (y, de momento, cada uno está teniendo su encanto particular) y conociendo a un montón de autores autopublicados, que siempre es bueno conocer a los colegas de profesión/afición.

Esta semana le ha tocado el turno a la novela romántica. Vosotros ya sabéis que yo no soy muy romanticona que digamos. Se pueden contar con los dedos de una mano las veces que he escrito sobre amor o las veces que os he traído reseñas de este tipo de libros, pero esta novela me encantado.

Sin más preámbulos, os paso la reseña:
KILÓMETRO CERO

Autora: Dulce Merce




Esta novela nos cuenta la historia de amor de Daniel, un taxista que lleva a sus espaldas un pasado de dependencia de las drogas. A lo largo de sus carreras en taxi y sus conversaciones con los clientes, algunos de ellos con historias increíbles, el protagonista reflexiona sobre qué pudo ser el detonante de que su pareja, Julia, lo abandonara en mitad de la noche en una de esas veces en las que su trabajo se alargaba demasiado.


Esta obra me ha gustado por muchos motivos. El principal de ellos es que huye de los clichés tan abundantes en la novela romántica. No hay “besos apasionados” ni “erecciones ardientes” ni expresiones similares que me hagan poner los ojos en blanco. Tampoco trata sobre el enamoramiento de unos jóvenes que deban superar una serie de obstáculos para hacer efectivo su amor. Trata sobre buscar una reconciliación.

También debo añadir que no hay machismo. Eso siempre lo miro con lupa en las novelas de amor. Odio que la protagonista femenina sea una damisela desvalida y pobretona que se deja pisotear y que el hombre (además de dotarlo de un carácter violento en muchas de las obras de este género) sea quien debe sacarle las castañas del fuego porque es multimillonario y se aproveche de su debilidad financiera. En esta novela que reseño no hay nada de esto. El amor se muestra como debe ser: como amor.

El estilo es ameno, sin florituras innecesarias y con una narración con la que el lector simpatiza enseguida y que, a su vez, resulta innovadora. Además, esta obra está escrita desde el punto de vista masculino, cuando lo tradicional en la novela de amor es el femenino. Este simple hecho resulta refrescante de por sí. Si a eso le añadimos que la voz de Daniel resulta muy realista, le añade un plus de valor. Me ha encantado que el protagonista se exprese con palabras malsonantes, que llame a su hermana menor “enana” y, en definitiva, que muestre su humanidad mediante el vocabulario. Todo este tipo de cosas hace de Daniel un pesonaje muy real y eso no todos los autores saben hacerlo.

Los personajes secundarios, a su vez, me han gustado mucho. Cada uno tenía su rol y su forma de expresarse. Me ha alegrado sobremanera que la autora esté ya manos a la obra escribiendo relatos para revelarnos qué ha sido de los clientes que se suben al taxi de Daniel, ya que algunos de ellos me han conquistado con sus historias.
Os recomiendo esta novela si sois amantes del género romántico y os apetece leer algo diferente. Por si os animáis, aquí os dejo el enlace a Amazon.



Esto es todo por hoy, amigos. Mándadme buenos deseos para que se me pase pronto el enfado por mis despistes, que ya son legendarios. Eso sí, reconozco que al releer esta reseña para revisar las faltas de ortografía antes de colgarla ha hecho que se me pase un poquito el mal humor...


¡Un abrazote y hasta el próximo día!

2 comentarios:

  1. ¡¡Muchísimas gracias por tus palabras Noemí!!

    Me has emocionado un montón :D Me alegro de que mi taxista te haya dejado buen sabor de boca <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, amiga. Reseñar no cuesta nada y para una novela romántica que me gusta, no lo podía dejar pasar, ja, ja, ja.
      ¡Bienvenida al blog y un abrazote!

      Eliminar